+34 661487851

+34 661487851

10 claves del Visual Merchandising

El Visual Merchandising es una herramienta clave en el  mundo del retail que tiene como principal objetivo impulsar las ventas, atraer nuevos clientes y consolidar tu imagen de marca.

visual merchandising
Visual Merchandising realizado para la marca Gaastra en ECI

En el post de hoy he recopilado lo que considero 10 claves fundamentales en el visual merchandising:

1. Creación de un calendario con todas las acciones comerciales, desde los cambios de escaparates, rotación de producto, acciones promocionales, eventos, etc. La tienda es un punto de venta activo y debemos tener controladas todas las acciones que vamos a realizar por temporada.

2. Creación de una estrategia y planificación del punto de venta, tanto en la distribución del espacio como en la presentación del producto.

3. Controlar las zonas calientes y frías de nuestro espacio comercial para poder gestionarlas y conseguir la máxima rentabilidad posible.

4. Gestionar bien las alturas del mobiliario. Cuánto más cerca de las manos y de la vista esté ubicado el producto, será más accesible, se verá mejor y más fácil será que este se venda.

5.Visibilidad global desde la entrada (mirada diagonal y colocación del mobiliario). Desde la entrada debemos poder visualizar toda la tienda. La mirada debe ser en diagonal (primero vemos las mesas, después los percheros y por último las paredes y fondos. Debemos evitar siempre aquel mobiliario que haga barrera y obstaculice la visión de la tienda desde la entrada.

6.Colocar en tienda el surtido de tallas más vendidas. Tenemos que pensar en el cliente. El objetivo del visual merchandising es facilitar la compra de autoservicio al cliente, para ello debe tener al alcance de las manos su talla. Dependiendo del tipo de tienda y capacidad se puede variar la cantidad de tallas a exponer por referencia.

7. Potenciar la venta cruzada. Para ello es necesario contextualizar las prendas u objetos contando historias mediante coordinaciones, total looks y si es posible decoración.

8. Potenciar el facing (frontales) y el producto colgado. Es más accesible, se ve mejor en su totalidad y llama más la atención que el producto doblado. Los frontales destacan sobre el resto de producto perchado, por lo tanto nos llamará más la atención que el resto de producto.

9. Rotación del producto. La tienda debe ser un espacio activo dónde siempre estén pasando cosas. Debemos rotar el producto con frecuencia, cada 15 días, para ofrecer al cliente diversas posibilidades, romper con la monotonía y jugar con el factor sorpresa.

10. El almacén es el corazón de la tienda. El almacén no es la prolongación de nuestra tienda. Debe estar bien organizado, ordenado por tipologías de producto y limpio para que nos ayude a vender más y mejor.

 

“Debemos pensar siempre en el cliente y mejorar su experiencia de compra”

 

Espero que te haya servido de ayuda. Si es así puedes compartirlo y si necesitas saber más puedes contactarme.

¡Gracias por leerme!